La subcontratación permitirá sobrellevar los efectos laborales de la pandemia Covid-19 La subcontratación permitirá sobrellevar los efectos laborales de la pandemia Covid-19 Tallentia

 La subcontratación permitirá sobrellevar los efectos laborales de la pandemia Covid-19

Abr 28, 2020

La subcontratación permite gestionar los trabajos emergentes y utilizar la tecnología para asegurar y fortalecer el empleo formal: Tallentia

Información publicada en https://almomento.mx/tallentiamx-la-subcontratacion-permitira-sobrellevar-los-efectos-laborales-de-la-pandemia-covid-19/ 

  • La subcontratación es un esquema que, gracias a la innovación, a la flexibilidad y a la responsabilidad es una de las principales vías para sobrellevar los efectos laborales de la pandemia.
  • La subcontratación permite gestionar los trabajos emergentes y utilizar la tecnología para asegurar y fortalecer el empleo formal.
  • Las empresas de subcontratación asociadas a TallentiaMX tienen la capacidad y plena disposición de ayudar con su trabajo a resolver la crisis laboral que ya comenzó a provocar el COVID-19.

Día a día, el número de contagios de coronavirus aumenta. Al momento de escribir este comunicado, las cifras oficiales registran 11,633 enfermos confirmados y 1,069 lamentables defunciones. Además, el pasado 21 de abril, las autoridades sanitarias nacionales anunciaron que nuestro país entraba a la fase 3 de la epidemia, en donde se espera que crezcan significativamente los contagios comunitarios.

En este contexto, es más importante que nunca reafirmar la unión social, estrechar la colaboración entre los distintos sectores de la población y coordinar al sector privado, a la sociedad civil y a las autoridades gubernamentales. Por ello, TallentiaMX manifiesta lo siguiente:

  • La subcontratación es una de las principales vías para hacer frente a la crisis económica y laboral que ha provocado y seguirá generando el COVID-19. Gracias a este esquema es posible aumentar el empleo formal, dar trabajo a los sectores más vulnerables de la población (jóvenes, mujeres, madres solteras y personas con capacidades diferentes), insertar a México en cadenas productivas internacionales, aumentar la productividad de las empresas, fortalecer el uso de nuevas tecnologías y de modelos como el teletrabajo (que ya son parte indispensable de la revolución laboral), ofrecer seguridad social a la población, gestionar los empleos emergentes ante la crisis (en la distribución de insumos y especialmente en el sector salud), otorgar a las empresas (sobre todo a las micro, pequeñas y medianas) créditos para que puedan administrar con responsabilidad a su personal y, principalmente, renovar la estructura laboral mexicana, que actualmente está determinada por la falta de seguridad social, la informalidad, la precarización y, cada vez más, por el desempleo.
  • La Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que en países como México desaparecerán entre 4.1 y 7.4 millones de empleos, y habló de que se perderán, en horas laborales, el equivalente a 195 millones de trabajos de tiempo completo en el mundo.
  • El coronavirus ya comenzó a provocar serias afectaciones laborales. De acuerdo con datos oficiales, hasta el 6 de abril se habían perdido cerca de 347,000 empleos formales. Sin embargo, esta cifra no contempla a las millones de personas que laboran en la informalidad y que están perdiendo sus trabajos ni a las centenas de miles de mexicanos que se autoemplean en MIPYMES.
  • TallentiaMX estima que al terminar abril habrán desaparecido cuando menos 600,000 empleos formales, proyección que está en consonancia con lo que ha manifestado CONCAMIN, que calcula que se pierden 20,000 empleos cada día.
  • Por la naturaleza del distanciamiento social y de la economía mexicana (en la que el sector terciario incluye al 62.3% de la población ocupada), los sectores de comercio, turismo y servicios serán los más perjudicados.
  • En consecuencia, la mayor pérdida de empleos se registra actualmente en los estados de Quintana Roo, la Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco, Estado de México y Tamaulipas, donde las actividades mencionadas se desarrollan con mucha intensidad.
  • También sufrirán graves afectaciones las actividades económicas secundarias, que incluyen al 24.8% de la población ocupada. La industria, la construcción, las maquiladoras, el sector aeroespacial y automotriz están viendo comprometidas sus labores. Al interrumpirse cadenas de producción internacionales y al tener que suspender total o parcialmente sus tareas, estas áreas están teniendo serias dificultades para pagar a sus trabajadores.
  • La subcontratación, que es la administración responsable del talento humano, permitirá disminuir los impactos laborales en dichas áreas, ya que gracias a este modelo ha sido posible dar empleos formales en estas actividades. La tercerización será un vehículo para que en la etapa de recuperación se recontrate de manera profesional, legal y expedita al personal y, con ello, se apresure la reconstrucción económica y laboral.
  • En las semanas de cuarentena ha sido indispensable aprovechar las nuevas tecnologías para reestructurar las actividades económicas, instrumentar el trabajo a distancia y resolver de manera creativa la contingencia. En este sentido, la Organización Interamericana de Derechos Humanos (OIDH) y la Organización de Estados Americanos (OEA) han hecho un llamado, en su documento Pandemia y Derechos Humanos en las Américas, a incentivar el uso de nuevas tecnologías, sobre todo para la investigación médica.
  • Complementariamente, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) elaboró de la mano con otras instituciones de prestigio internacional Las oportunidades de digitalización en América Latina frente al COVID-19, un trabajo para hacer un recordatorio acerca de la necesidad de renovar las estructuras políticas, económicas y laborales, y de usar de manera intensiva las nuevas tecnologías.
  • Tales medidas son indispensables para la recuperación tras la crisis y están directamente vinculadas a la subcontratación laboral, que ofrece capacitación a sus empleados en el uso de tecnología y en el desarrollo de habilidades y competencias, y que tiene la experiencia y la infraestructura necesarias para fortalecer la digitalización y la modernización del trabajo.
  • TallentiaMX ha insistido en que, a largo plazo, es menester que la estructura laboral mexicana deje de estar basada en la informalidad y la desprotección a las MIPYMES. Para ambas cosas, la subcontratación es una pieza clave. Ahora más que nunca, debido al coronavirus, se hace evidente que los modelos que ha desarrollado la tercerización serán medulares en el futuro inmediato.
  • Las empresas de subcontratación asociadas a TallentiaMX no solamente cumplen de manera irrestricta con la ley, sino que además tienen la capacidad de contribuir a resolver la crisis en cualquiera de los ámbitos señalados.

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Facebook

Ver por fecha

« July 2020 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Del hilo @MasreformasMx

RT @sutnotimex: Día 142 de #huelga en @Notimex. Atendiendo las medidas sanitarias por #COVID19 y sorteando las inclemencias del tiempo ⛈,…
RT @AlexAvilesGomez: “Sindicatos y empresas deben replantear su vinculación con los trabajadores desde una visión humanista, de solidaridad…
RT @NapoleonGomezUr: 🔴 Resultado de la lucha permanente y decidida del #SindicatoMinero se registran avances en la defensa de los derechos…
Si los líderes sindicales quieren legitimar los contratos colectivos, tendrán que ir mejorando las condiciones labo… https://t.co/QxqzHCC39c
Cd. Victoria, TaMps.- El secretario general del Sindicato Independiente de los Trabajadores de la Educación (SITEM)… https://t.co/6e9Vzmf4BJ
Follow Más Reformas, Mejor Trabajo on Twitter