El 31 de enero de 2022 los trabajadores de Pemex votarán por su nueva dirigencia. El 31 de enero de 2022 los trabajadores de Pemex votarán por su nueva dirigencia. Foto EE: Archivo

Elecciones en el sindicato petrolero en puerta: Nueva dirigencia y viejos problemas

Nov 18, 2021

Esta semana comenzaron las votaciones para elegir dirigencias locales, es decir, en algunas secciones. Y en enero de 2022 más de 89,000 personas elegirán por primera vez de manera directa a su líder nacional.

Blanca Juárez

17 de noviembre de 2021, 08:09

La esperada y demorada renovación de la dirigencia nacional del sindicato petrolero no avanzará sin antes sortear algunos obstáculos en su camino. Hombres que reclaman ser los líderes, después de que Carlos Romero Deschamps —investigado por lavado de dinero— renunciara al cargo tras 26 años de aferrarse a él, y elecciones locales en las que algunas planillas no tienen oposición son algunos de esos asuntos. Pero el principal reto para ese gremio quizá sea enfrentarse a reglas democráticas que no había conocido.

“En la cultura del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) no existe la experiencia de democracia, siempre ha sido la cúpula la que decide. ‘El gran líder’. La elección directa no tendrá un verdadero éxito si la gente no está informada y si no hay apertura real para las candidaturas”, dice Cirila Quintero, investigadora de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef).

El pasado 5 de noviembre la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, dio a conocer el proceso de elección para la secretaría general y para las dirigencias de las 36 secciones. La votación será electrónica, algo que nunca se ha implementado.

Pero lo realmente trascendente es que será la primera vez que las trabajadoras y los trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) elegirán de manera directa a su dirigente nacional. Antes de la reforma laboral de 2019, los delegados sindicales (casi siempre, hombres) daban su voto en representación de su sección sindical. La elección es histórica, destacó la funcionaria en aquella conferencia matutina.

Riesgos del proceso en puerta

En lo que resta del año todas las secciones sindicales renovarán sus dirigencias. Y el 31 de enero más de 89,000 trabajadoras y trabajadores, de todas las secciones, elegirán de manera directa y secreta a su dirigente nacional.

El comité ejecutivo nacional actual (2019-2024) está vigente, pero acéfalo. En octubre de 2019 Romero Deschamps renunció a la secretaría general y desde entonces en la página del STPRM se indica que el puesto está “vacante”. Manuel Limón, secretario del Interior, Actas y Acuerdos, y cercano a Romero, asumió la dirigencia interina.

“El proceso nació viciado”, sostiene Lida Ruiz Hernández, trabajadora petrolera y activista por la democratización del sindicato.  “Que me disculpe la secretaria (Luisa María Alcalde). Entiendo que debe respetar la autonomía sindical, pero como autoridad laboral debe verificar que las convocatorias cumplan los estatutos. No puede lavarse las manos con que cada organización debe decidir”.

La senadora suplente pide la presencia, durante todo el proceso, de personas observadoras, “por ejemplo, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para tener mayor garantía y protección”. La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) enviará a 400 servidoras y servidores públicos a vigilar la elección, de acuerdo con Luisa María Alcalde.

No es simplemente salir a votar y ya, dice Cirila Quintero, investigadora de movimientos obreros y sindicales. “Los trabajadores necesitan sentirse seguros de que no habrá represalias”. A nivel nacional, ha prevalecido una cultura antidemocrática; también a nivel local, pero cada sección tiene sus propias prácticas, agrega.

Ya no está Romero Deschamps al frente, “pero, ¿qué tanto los trabajadores pueden creer que ésta será una nueva etapa?”, cuestiona. Las condiciones laborales en las que hoy trabajan es también producto de la corrupción sindical al no exigir y garantizar medidas de seguridad a Pemex, señala. Decenas de trabajadores han fallecidos en siniestros petroleros prevenibles.

“Se tiene la idea de que el trabajador está bien pagado y protegido en diferentes sentidos. Pero son sólo son unos cuantos, muchos tienen contratos temporales y después del 2000 otra gran parte ingresó por empresas de subcontratación. Todo eso nos habla del atraso laboral que debemos superar”, detalla la académica.

El papel primordial de la STPS en todo este proceso es informar “vastamente a los trabajadores qué se va a votar y qué implica, con una divulgación muy concreta”. Luego, tener un acercamiento con las bases: “Tener una línea o un correo para preguntar o denunciar, darles un ambiente de certidumbre, que no se sientan perseguidos por votar por uno u otro. Por último: “Darle seguimiento al proceso en el conteo y luego de que se conozca al ganador”.

En la página de la STPS se encuentra el Buzón ciudadano, donde pueden hacer llegar sus denuncias sobre este proceso. La dependencia se compromete a que “la información registrada será confidencial y será utilizada única y exclusivamente por la dependencia”.

En tanto, el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) habilitó un canal especial de quejas para los trabajadores afiliados al STPRM con el fin de presentar inconformidades y denuncias durante la elección de la nueva dirigencia sindical. El organismo está facultado para verificar que en el proceso no se hayan vulnerado los principios de transparencia, confiabilidad, certeza o seguridad. 

El reporte que harán los trabajadores puede ser anónimo, pero es necesario describir los hechos y aportar la mayor cantidad de pruebas posibles, las cuales serán verificadas por el CFCRL para determinar si la elección cumplió con las nuevas reglas de democracia sindical. 

Los tres secretarios

“Me sorprendió ver esa nota de la secretaria (Alcalde), en la que dice que se reunió con los 36 representantes de las secciones sindicales y con el comité ejecutivo, donde acordaron las elecciones sin tomarme en cuenta”, dice en entrevista Rubén Choreño Morales. “Soy el secretario general electo, no he podido llegar al lugar porque no me han dado la toma de nota. Porque la STPS no ha podido o no ha querido dármela", expresa.

Choreño Morales, exdirector jurídico del STPRM, se desmarca enseguida de Romero Deschamps y asegura que es simpatizante de la Cuarta Transformación. Es decir, del nuevo régimen y la nueva época que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha propuesto impulsar en México, en el que la corrupción es lo más importante por erradicar.

El 11 de diciembre de 2019, tras la renuncia de Romero Deschamps, el sindicato le notificó a la STPS la adecuación de sus estatutos conforme a la reforma laboral, “estableciendo que sus dirigentes deberán ser electos a través del voto personal, libre, directo y secreto. Es decir, para ocupar el cargo de secretario general y regularizar la situación jurídica del sindicato, la actual dirigencia sindical deberá convocar a elecciones para cubrir dicha vacante”, informó Luisa María Alcalde el 7 de enero de 2020 en una conferencia mañanera.

Para esa fecha de inicios del año pasado, la dependencia había recibido tres peticiones de reconocimiento como secretarios generales, incluida la de Choreño, la primera en presentarse. “Señala haber sido electo en una convención el 17 de enero de 2019”. Mario Rubicel Ross dijo que lo eligieron en una convención anterior, el 16 de diciembre de 2018. Y Enrique del Ángel Bauza asegura que fue electo en otra convención del 23 de junio de 2019.

Los tres “afirman haber destituido a Carlos Romero Deschamps. Sin embargo, al no haber cumplido con los requisitos legales y estatutarios, se declararon improcedentes”, agregó la funcionaria.

“(La secretaría) pretende aplicarnos la reforma laboral, con el voto libre, secreto y directo y ahora hasta electrónico. Pero nosotros fuimos electos en enero de 2019, cinco meses antes” de que el Congreso modificara la Ley Federal del Trabajo para democratizar a los sindicatos, se defiende Choreño.

Elecciones en la mira

“El sindicato del magisterio quizá nos rebasa en número de agremiados, pero el de petroleros tiene el mayor poder económico. Es por eso la pugna, por eso quieren seguir enquistados”, dice Lida Ruiz. El proceso de elección, debió haber comenzado con el de la secretaría general, considera.

“Existía la confusión de que había una elección seccional y que los que sean electos en las secciones iban a votar a su vez por el secretario o secretaria general, como se hacía en el pasado, de manera indirecta. No es el caso, se trata de dos elecciones independientes”, aclaró la secretaria del trabajo el pasado 5 de noviembre.

Las elecciones seccionales comenzaron a realizarse esta semana porque “el vencimiento de las directivas se vence el 31. de diciembre". Una vez que concluya dicho proceso, “se emitirá la convocatoria para iniciar con el proceso a la elección de secretaria o secretario general”.

Pero en las convocatorias para los comités ejecutivos locales del periodo 2022-2024 “no hay piso parejo”, asegura Lida Ruiz. En la sección 47, en Ciudad del Carmen, Campeche, se intentaron registrar ocho planillas. Pero la única que “cumplió con los requisitos”, enfatiza la activista, fue la de la dirigencia actual, encabezada por Víctor Matías Hernández Colunga. “No tienen oposición, son la única opción por la cual votar”.

Los comités locales “nunca van a permitir que la base obrera llegue siquiera a la contienda y será mucho más difícil a nivel nacional”. Es por ello que insiste en que haya un mayor acompañamiento de las autoridades laborales mexicanas y de observadoras internacionales.

“Queremos también que se garantice la equidad de género. En el sindicato es prácticamente nula nuestra participación en los puestos directivos, aunque la reforma laboral dice que debemos estar incluidas”.

El proceso que ya se ha puesto en marcha en el sindicato de Pemex será ejemplo, dice, para el resto de las organizaciones. En materia de género y del destierro de la corrupción, sostiene. Lo interesante de este caso es que el patrón es el Estado, apunta la doctora Cirila Quintero. “De lo que pase ahí dependerán otros sindicatos, como el magisterial o el de personal de salud”.

Información publicada en https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/Elecciones-en-el-sindicato-petrolero-en-puerta-Nueva-dirigencia-y-viejos-problemas-20211116-0108.html

 

Inicia sesión para enviar comentarios

Facebook

Ver por fecha

« Noviembre 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Del hilo @MasreformasMx

RT @AntifazPolitica: 🚨Como empleadores responsables no hay excusa, se puede hacer lo justo: la fecha límite para pagar el aguinaldo a las t…
RT @RMSindicalistas: #FIFA2026 #FutbolyDDHH #DerechosLaborales #igualdadsalarial #nodiscriminacion #Mundial2026 #MexicoUnido2026 https://t.…
RT @RMSindicalistas: https://t.co/DbhzXeuciF
El sindicalismo predominante en México, que vela por el interés empresarial en detrimento de las necesidades de la… https://t.co/K4umu0XS91
La directora del Instituto de la Mujeres de San Luis Potosí @IMESSLP , Marcela García Vázquez, alertó que la viol… https://t.co/p6zkmVmrAO
Follow Más Reformas, Mejor Trabajo on Twitter