eszh-CNenfrdeitjako
Alicia Salmerón, Investigadora del Instituto Mora. Alicia Salmerón, Investigadora del Instituto Mora. Foto: www.udg.mx

Perciben amenazada la libertad de investigación

Feb 16, 2021

La revisión de una jurisprudencia por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) podría no sólo vulnerar los derechos laborales de los académicos de los Centros Públicos de Investigación (CPI) adscritos al Conacyt, sino coartar su libertad de estudio. 

Información publicada en https://www.reforma.com/perciben-amenazada-la-libertad-de-investigacion/gr/ar2123757?md5=727242961d98e410d7235e073d8f86cf&ta=0dfdbac11765226904c16cb9ad1b2efe&utm_source=whatsapp&utm_medium=social&utm_campaign=promocion_suscriptor

Israel Sánchez

Cd. de México (11 febrero 2021).- La revisión de una jurisprudencia por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) podría no sólo vulnerar los derechos laborales de los académicos de los Centros Públicos de Investigación (CPI) adscritos al Conacyt, sino coartar su libertad de estudio. 

Se trata de la Jurisprudencia P./J. 1/96, bajo la cual a los investigadores se les considera personal de base de sus instituciones, con derecho a negociar su contratación colectiva a través de los sindicatos que los representan.

Sin embargo, ante el determinado fallo de la SCJN, serían incorporados al régimen laboral burocrático regulado por la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado -Apartado B del Artículo 123 Constitucional-, que considera al investigador como personal de confianza.

"No tendríamos contratos individuales, sino nombramientos como personal de confianza. Y eso nos pone en una situación muy vulnerable", advierte a REFORMA la historiadora Alicia Salmerón, secretaria general del Sindicato de Personal Académico del Instituto Mora (Sipamora).

Como personal de confianza, continúa, carecerían -por el propio régimen burocrático- de estabilidad laboral, del derecho de asociación y de la posibilidad de negociar un contrato colectivo de manera bilateral, quedando sujetos a condiciones generales de trabajo definidas por la autoridad unilateralmente, al margen suyo.

"Nuestras condiciones de trabajo, las que queremos tener y podemos negociar, es lo que se llama contrato colectivo de trabajo, y sólo podemos conseguirlo negociando de manera bilateral si estamos en el apartado A (del 123 Constitucional)", precisa Salmerón.

Si bien el Sipamora tiene apenas año y medio, antes de lo cual los académicos de tal centro no tenían sindicato ni contrato colectivo, las asociaciones sindicales de otros CPI, como El Colegio de la Frontera Norte, el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, o el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, tienen ya varios años de historia y bienalmente discuten sus contratos colectivos, ganando cada vez más y mejores prestaciones.

"Es importante tenerlas, porque eso nos da espacios más amables, que es lo que requerimos para nuestro trabajo de investigación", subraya la historiadora.

"No tener que estar tronándonos los dedos por si vamos a conservar o no el trabajo, por si vamos a tener recurso para costear gastos médicos. Vaya, nos da una seguridad, y eso se traduce en un ambiente de trabajo mucho más favorable".

En otras palabras: sin seguridad laboral, no hay libertad de investigación, y sin libertad de investigación, no hay posibilidad de crear conocimiento nuevo. "No habría ciencia", previene.

"Si ysoy personal de confianza y tengo un magnífico director o directora, pues no hay ningún problema; hago mi trabajo. Pero si no, si en un momento, por decisiones de la dirección o incluso por políticas que trascienden a la propia institución, nos orientan a hacer determinada investigación, pues ya no estamos trabajando con libertad.

"Ya estaremos más bien maquilando investigaciones para responder a las políticas definidas al margen de nosotros. Eso sería muy grave", subraya.

"La libertad de cátedra y de investigación es esencial para que un centro como el nuestro trabaje, funcione y sea productivo e innovador, como somos".

Aunado a esto, la abogada Ximena Medellín, investigadora titular del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), apunta a un problema en los procesos de ingreso y ascenso bajo la estructura del régimen burocrático, donde la designación recae en una comisión mixta con representantes de titulares de cada centro y el sindicato que corresponda de trabajadores de base.

"Eso es muy distinto a cómo operamos los CPI, en los cuales los procesos de ingreso y permanencia o promoción están regidos netamente por una evaluación académica y por criterios académicos que se evalúan prioritariamente entre pares", contrasta en entrevista la académica, agremiada al Sindicato de Personal Académico del CIDE (Sipacide).

Medellín incluso recuerda algo que se cuidó mucho al crear el Sipacide: que no tuviera injerencia en temas de ingreso, promoción y permanencia del personal, al ser esto una tarea exclusiva y propiamente académica, no sindical.

"Entonces, esto es algo que también nos preocupa mucho. Ahí también está un tema de independencia y de viabilidad académica de la institución", remarca. "Ciertamente, (el cambio de régimen) sería una situación que afectaría mucho no solamente a los investigadores e investigadoras en lo individual, sino la lógica de operación de la institución".

Por la vía legal

Cuestionada sobre si tomarían medidas como llamar a los investigadores a huelga si el fallo de la Corte vulnerara sus derechos, Salmerón lo descarta, apuntando a que actuarían conforme a la vía legal.

"Lo que habría que hacer, llegado el caso, es seguir los caminos que marca la propia ley cuando se toma una decisión que afecta a derechos adquiridos, porque nosotros ya tenemos sindicato y contrato colectivo. Buscaríamos los caminos legales para que sea considerada nuestra situación. Pero yo pienso, y espero, que no vamos a llegar a tanto".

"A uno no le pueden quitar los derechos de un plumazo, porque a nivel constitucional existen estos regímenes, pero también son protegidos a nivel convencional en tratados internacionales", complementa Medellín.

¿Daño colateral?

El pasado 3 de febrero, representantes de 22 sindicatos de distintos CPI hicieron llegar una carta a cada una de las ministras y ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la que no sólo advierten el agravio a investigadores e instituciones por el cambio de régimen laboral derivado de la revisión de la Jurisprudencia P./J. 1/96 -vigente desde 1996 y a cuyo amparo funcionan una veintena de sindicatos de CPI-, sino que solicitan audiencia para exponer su realidad laboral.

Tal revisión, listada en la orden del día de las sesiones de los pasados lunes y martes, pero reagendada hasta el 8 de marzo, no tendría por objeto ser un ataque a los investigadores y sus centros; sería parte de un proceso de la SCJN para resolver contradicciones en la resolución de asuntos relacionados con muchos otros organismos descentralizados.

"No responde a nuestros casos específicos", observa Salmerón. "Por eso es que pensamos que quizá no han tenido presente nuestra circunstancia. Tenemos que hacer que vean claro nuestra particularidad, nuestra especificidad, las necesidades que tenemos como centros, y que no sean incluidos en tal decisión".

"No tenemos ninguna certeza de si el nuevo criterio se aplicaría de forma transversal a todos los órganos que se consideran descentralizados", afirmó, por su parte, Medellín.

"Los CPI tenemos una figura legal normativa que nos da sustento dentro de la existencia del gran aparato de la administración pública descentralizada, pero eso no significa que tengamos la misma lógica de operación".

Y concluye: "Yo tengo la esperanza de que genuinamente la Corte sea cuidadosa con cómo se están planteando todos esos temas".

 

 

 

Modificado por última vez en Martes, 16 Febrero 2021 10:33
Inicia sesión para enviar comentarios

Facebook

Ver por fecha

« Marzo 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Del hilo @MasreformasMx

RT @RMSindicalistas: #8M La pandemia regresó a las mujeres a las casas afirma Rosario Ortiz Magallón, de la Red de Mujeres Sindicalistas @R…
RT @sutnotimex: #ATENCION #SutNotimex PRESENTE en marcha #8M. ♀️#8DeMarzo ⏰15:30 horas 🛑Monumento a la Revolución-Zócalo #CDMX 80% de h…
La forma en que los programas de visas H2 están estructurados “facilitan la explotación y la discriminación sistemá… https://t.co/GYz6I2Hm7W
La Asociación Sindical de Personal Académico y Administrativo de la Universidad de Guanajuato @aspaaug pide increme… https://t.co/R9UMhAO21l
En el nuevo modelo laboral no hay más filias ni fobias ni cuotas ni cuates, ni políticas basadas en la arbitrarieda… https://t.co/Fwr1OlM1OJ
Follow Más Reformas, Mejor Trabajo on Twitter